noticias recientes

Pescadores artesanales rindieron tributo a San Pedro en Valparaíso


Ø  La tradicional fiesta se realizó en las caletas Membrillo y Portales y reunió a cientos de asistentes, quienes disfrutaron de variadas actividades, pese al mal tiempo.

¡¿Qué le hace el agua al pescado?! dijo don Luis Díaz, pescador artesanal de Valparaíso y con más de 50 años de experiencia realizando este noble oficio, pues ni la lluvia, ni el viento, ni las marejadas fueron un impedimento para que los trabajadores de las caletas Membrillo y Portales celebraran a su santo patrono en la Fiesta de San Pedro, la que se realizó este domingo en la ciudad.

Esta popular tradición, que se feteja hace 155 años en Valparaíso,  es muy importante para los pescadores artesanales de la ciudad, porque es a San Pedro a quién se encomiendan los trabajadores del mar cada vez que se embarcan. Es por esta razón que el tributo a su patrono se realiza en grande.

Misas en la capilla San Pedro y en la parroquia Nuestra Señora de Lourdes; bailes chinos, declarados Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco; procesiones por tierra; y venta de pescado frito, fueron algunas de las actividades que se realizaron en las caletas de la ciudad y a las que llegaron cientos de asistentes, pese a que las condiciones climáticas no fueron las más favorables y la procesión por mar no se pudo realizar. No obstante aquello, los pescadores de igual forma disfrutaron de su tradicional celebración junto a sus familias y a las diversas autoridades que fueron invitadas al festejo.

Así lo comenta Carlos Castro, organizador de la fiesta de San Pedro en la caleta el Membrillo. “A pesar de que la lluvia entorpeció el programa que teníamos preparado hace dos meses con autoridades y los socios del sindicato, yo creo que fue una bendición. Porque de igual forma pudimos realizar la misa, reunir bastante gente y que se realizaran los bailes. Vi los rostros de quienes cargaban la virgen y estaban todos felices. San Pedro para nosotros es como un dios, porque es a él a quien nosotros le pedimos buena pesca, que proteja a nuestras familias, que tengamos un buen retorno y que no nos deje en el mar. Es por eso que realizamos esto con honor y mucho cariño”.

Osvaldo Jara, encargado de la Dirección de Turismo de la Alcaldía Ciudadana comentó, tras su asistencia a la popular fiesta que “nosotros sostenemos que Valparaíso es una ciudad oceánica y un puerto patrimonial. Esta fiesta mezcla ambas cosas.  Gran parte de las tradiciones de  nuestra ciudad están ligadas a la vivencia del mar, es por eso que es importante que este tipo de fiestas, que ya tiene más de 150 años de historia, sigan ocurriendo y que nos potencie nuestra visión de ciudad oceánica y por ende, nuestro patrimonio. Decían los propios pescadores que el clima no les preocupa, pues ellos viven con buen o mal tiempo y por esto, se celebra de igual forma con buen o mal tiempo”.

Quien también se refirió a la popular tradición de los pescadores fue la concejala Zuliana Araya, enfatizando en la fuerza de los trabajadores para realizar esta celebración a pesar de las malas condiciones climáticas y las dificultades que han vivido a causa de la Ley de Pesca. “Me gustaría felicitar a los pescadores de las caletas Membrillo y Portales y a sus dirigentes por este gran esfuerzo y lucha que han dado por años para que esta celebración nunca se pierda. A pesar de la lluvia, igual la comunidad porteña viene a disfrutar y a apoyar a los pescadores porque saben que han pasado cosas difíciles. Ojalá en el Congreso favorezca a los pescadores artesanales de Chile, porque ellos tienen familias y han realizado esta noble labor por muchas generaciones”.

Martes 02 de julio de 2018