Ilustre Municipalidad de Valparaíso

Concejo Municipal entra en alerta de salud ante masivo traspaso de afiliados de Isapre a Fonasa

  • Sólo en 2023, más de 8 mil personas han cambiado su sistema previsional de salud en Valparaíso, poniendo el desafío de conseguir un financiamiento acorde para enfrentar esta situación.

Durante el último Concejo Municipal porteño, se realizó un voto político para declarar en “estado de alerta” a la salud pública. La moción fue ampliamente aprobada por el cuerpo colegiado, y tuvo una sola abstención, del edil Dante Iturrieta (UDI).

La votación, ocurrió tras la extensa presentación de la directora del Área de Salud porteña, Mónica Riveros, quien expuso la situación de salud en la comuna, con motivo del amplio traspaso de afiliados de Isapre a Fonasa.

Y es que en el año 2023 más de 8 mil porteños y porteñas usuarios han cambiado su sistema de previsión de salud, desde el privado al público, lo que representa una compleja administración de la salud pública si no existe un mayor financiamiento.

Según explicó el alcalde Jorge Sharp, “en el municipio de Valparaíso estamos en alerta. En alerta por la situación que está viviendo el sistema de salud pública de nuestro país y de nuestra ciudad. La crisis de las Isapres de los cobros ilegales injustificados, así declarados por la Corte Suprema a sus afiliados, está generando un proceso de migración veloz desde el sistema privado al sistema público”.

Además, el jefe comunal precisó que “esto es un desafío muy grande para la salud pública, un desafío que con los mismos recursos, con las mismas facultades, con la misma infraestructura, difícilmente se puede lograr. Por eso, el Concejo Municipal ha decidido políticamente estar en alerta y, además, exigirles a las autoridades nacionales, mayor financiamiento, mayor apoyo en el marco de la Ley de Presupuesto”.

La Concejala Carla Sánchez comentó que “la migración de Isapre a FONASA crea una gran acumulación de personas sin atención, ya que está sobrepasado todos los límites… Por lo tanto, mi voto político fue a favor para que el Estado se preocupe de proveer con más recursos a la tan importante atención como es la salud de las vecinas y vecinos de Valparaíso”.

En una línea similar, el concejal Vladimir Valenzuela sostuvo que, además del voto político, es necesario “cuestionar la forma en que los recursos estatales están financiando las Isapres como un negocio, y no a la salud como un derecho. Creemos unánimemente en el Concejo que la salud debe ser universal para todas y todos, garantizar el servicio a cada uno de los porteños y porteñas, y no ser un negocio pensado en el lucro, sino un derecho para toda la ciudadanía porteña”.

En tanto, la Concejala Camila Nieto destacó que “vemos con preocupación también, en un contexto en donde el proceso constituyente ha terminado, ha presentado su propuesta y es una propuesta que profundiza y radicaliza la precaria situación del sistema de salud actual. Creemos que es importante como Concejo Municipal hacernos parte de esta discusión, para que nos escuche tanto el mundo parlamentario, y preste atención a las indicaciones que se han presentado al proyecto de ley que propone el ejecutivo, pero por otro lado también hacia la ciudadanía, es importante poner atención al proceso que viene, donde se vota una constitución”.

Cabe recordar que actualmente, el aporte del Estado al financiamiento de la salud primaria, es de $10.400 mensuales por cada persona inscrita en Fonasa. Con esto, se debe financiar todo el sistema de salud familiar y comunitario, lo que en la práctica resulta insuficiente.

Asimismo, la cantidad total de nuevos usuarios inscritos en el sistema público porteño para el año 2024, superó las 10 mil personas, lo que empina la cantidad de usuarios en total a más de 236 mil porteños y porteñas que son parte del sistema de salud pública.

Comparte esta noticia:

Ir al contenido